Cómo cambiar un neumático por primera vez

Por lo general, el proceso para cambiar un neumático está indicado en el manual de usuario dispuesto por el fabricante. Siendo así, lo mejor es mantener la calma y apegarse a las instrucciones allí señaladas
Foto: Pixabay

Cambiar un neumático a causa de un pinchazo, es una situación por la cual todo conductor debe estar preparado. Pues, se trata de un caso eventual que puede surgir a cualquier hora y en cualquier lugar.

En este sentido, existen algunas cuestiones básicas que se deben tener en cuenta en el momento de cambiar un neumático pinchado. No obstante, tanto si se trata de Neumáticos 4×4 como de turismo, se puede conseguir fácilmente siguiendo unos simples pasos.

Por lo general, el proceso para cambiar un neumático está indicado en el manual de usuario dispuesto por el fabricante. Siendo así, lo mejor es mantener la calma y apegarse a las instrucciones allí señaladas. No está de más, tomarse tiempo para practicar previamente, entendiendo los pasos a seguir para un correcto cambio del neumático.

Tipos de rueda de repuesto

Cuando de neumáticos de repuesto se trata, los vehículos modernos ofrecen diferentes opciones. Estas abarcan desde una rueda igual a las cuatro originales hasta diversas alternativas de tamaño y diseño variados. Siendo, estas últimas las más frecuentes en los modelos más recientes. Esto obedece a que las ruedas convencionales aportan un mayor peso al vehículo, además de ocupar un valioso espacio.

Entre estas destaca el kit reparapinchazos. Consta de un envase de espuma que se conecta a través de la válvula para tapar así el pinchazo. Además, el kit incluye un pequeño compresor que hace posible inflar de nuevo el neumático.

Otra alternativa son las llamadas ruedas de repuesto galletas. Estos son neumáticos de tamaño reducido y prestaciones limitadas, diseñados únicamente para que el coche pueda llegar al taller más cercano.

No obstante, el uso de una rueda convencional continúa siendo la elección de un gran número de conductores. Pues, pese a los contras, antes mencionados, estos ofrecen indiscutibles beneficios. Se adaptan a distintas carreteras y circunstancias, incluso es posible usar cadenas para nieves si fuera necesario.

En este sentido, son una alternativa ideal en el uso de Neumáticos para 4×4, en especial cuando se circula en superficies distintas al asfalto. Puesto, que en este tipo de caminos conseguir asistencia vial puede resultar una tarea difícil.

Herramientas esenciales para un cambio de neumático exitoso

Un neumático pinchado es una situación imprevisible. Por lo tanto, es imperativo disponer de todas las herramientas necesarias para realizar el cambio respectivo. Se trata de una lista corta de implementos indispensables para salir de este tipo de apuros.

En este sentido, bajo ninguna circunstancia se debe salir de casa sin un gato para elevar el vehículo. También debe incluirse una llave para soltar los tornillos del neumático. En algunos casos, estos tornillos tienen formas especiales para evitar el robo de las ruedas. En cuyo caso, será necesario el uso de una llave especial para remover los tornillos.

Finalmente, se debe estar provisto de un destornillador para remover con facilidad los tapacubos de los tornillos. Además, de guantes, trapos, agua y jabón para asearse después de cambiar el neumático.

Cuidar la seguridad al cambiar un neumático

El cambio de un neumático pinchado como cualquier situación vinculada al automóvil requiere que se tengan en cuenta algunas medidas de seguridad básicas. Así, lo primero será reducir la velocidad lentamente hasta detenerse, procurando la zona más segura para ello.

De acuerdo con esto, es preferible rodar un poco más a expensa de la rueda. Esto con tal de conseguir estacionarse en una superficie plana, firme y tan lejos del tráfico como sea posible. Una vez aparcados, es preciso colocar el freno de estacionamiento.

Por otra parte, es obligatorio tomar todas las medidas necesarias para indicar a los demás conductores la situación, y evitar otros inconvenientes. Esto contempla, en primera instancia el uso del chaleco reflectante. Además, se deben colocar los triángulos de preseñalización. Si el pinchazo ocurre en horas de la noche, entonces también deben usarse de las luces de emergencia.

Proceder a cambiar el neumático

Una vez cubiertas todas las pautas de seguridad, y con todas las herramientas a la mano, es posible proceder a cambiar el neumático. Esta tarea es realmente muy sencilla y no lleva más de 15 minutos.

En primer lugar, se deben disponer de las herramientas señaladas anteriormente, teniendolas a mano y hacer más fluido el proceso. Posteriormente, como primer paso, se procede a aflojar las tuercas de la rueda. Esto debe realizarse previo a levantar el vehículo. Si la rueda dispone de embellecedores, también deben retirarse.

En segundo lugar, se debe ubicar el gato en los puntos señalados por el fabricante del vehículo. En caso de alguna duda sobre este particular, lo mejor es consultar con el manual de usuario.

Una vez ubicado el gato, se debe elevar el coche hasta que la rueda pinchada roce ligeramente el asfalto. Entonces, se sacan las tuercas y el neumático, este último debe colocarse debajo del vehículo junto al gato.

Finalmente, se procede a poner la rueda de repuesto. Para ello, se encaja en su lugar, se colocan los tornillos y se aprietan por completo usando la mano. Ahora, sólo es cuestión de retirar el neumático pinchado de debajo del coche y bajar el gato. Una vez la rueda de repuesto esté a nivel de suelo, se retira el gato y se aprietan los tornillos firmemente con la llave.

Después de cambiar el neumático

Después de cambiar el neumático, se debe pasar por la gasolinera más próxima, a fin de verificar la presión de la rueda. De igual forma, se aconseja acudir al taller, pues incluso si se dispone de un neumático regular de las mismas medidas. Este probablemente disponga de un desgaste mucho menor que las demás ruedas.

Con esto no sólo se pudiera estar infligiendo la ley. Sino que, además, se estaría afectando el rendimiento del vehículo y la seguridad de sus ocupantes. Esto es particularmente arriesgado, cuando se trata de Neumáticos para 4×4. Pues, el cambio de una rueda pinchada puede ocasionar un gran diferencial en el sistema de tracción.