La prensa británica ha desvelado esta semana que el operativo policial para investigar la aparición de drones sobrevolando el aeropuerto de Londres-Gatwick durante las últimas Navidades costó 459.000 libras (534.000 euros) a los contribuyentes del Reino Unido. El incidente afectó a 140.000 pasajeros en el segundo aeropuerto británico, pero Scotland Yard todavía no ha esclarecido quién está detrás de esta acción que se considera “deliberada” y que terminó con la intervención del ejército intentando neutralizar a los drones.

En menor medida, en España se han registrado ya varios incidentes relacionados con drones y la popularización estas aeronaves -tanto para uso profesional como personal- llevó al Gobierno a reglamentar su uso a través del Real Decreto 1036/2017.

Nueva normativa europea

El siguiente paso será la adaptación a la nueva normativa europea que entrará en vigor en mayo y que comportará el uso de matrículas electrónicas y la creación de registros de operadores, así como la puesta en marcha de sistemas de geolocalización para detectar cuando éstos están circulando por zonas no permitidas.

Aspectos a tener en cuenta

Por el momento, los expertos de DAS Seguros nos acercan qué aspectos hay que tener en cuenta actualmente a la hora de pilotar un dron según la normativa española:

  • Licencias: En primer lugar, la Agencia Estatal del Seguridad Área (AESA) informa de que el uso del dron de forma recreativa no necesita autorización pública. No obstante, cuando lo estés pilotando, deberás asegurarte de tenerlo al alcance de tu vista y de no superar los 120 metros de altura, así como de tomar medidas de seguridad básicas como no sobrevolar personas ni aglomeraciones de edificios.
  • Condiciones meteorológicas: Tan solo está permitido volar de día y en condiciones adecuadas para ello. Evita, por tanto, utilizar un dron en días con niebla, lluvia o viento. Si empiezas volando con buen tiempo y las condiciones meteorológicas cambian abruptamente, cesa inmediatamente tu actividad para evitar cualquier tipo de daño.
  • Lugar: El emplazamiento también resulta importante, ya que solo podrás hacer volar tu dron en zonas adecuadas para ello. Recuerda que no puedes volar dentro de un perímetro mínimo de 8 kilómetros de aeropuertos o aeródromos, ni tampoco en espacio aéreo controlado o donde se realicen otros vuelos a baja altura (zonas de parapente, paracaidismo, globos, ultraligeros, planeadores, etcétera)
  • Responsabilidad: El uso irresponsable de un dron puede costar vidas o lesiones graves a terceros. Toma consciencia de que en caso de que provoques daños, la responsabilidad civil y penal irá totalmente a tu cargo, incluyendo penas de cárcel y sanciones que pueden alcanzar los 225.000 euros.
  • Protección de datos: Si tienes pensado capturar o grabar imágenes en espacios privados, deberás tener el consentimiento de las personas que aparecen en ellas. También deberás cumplir la Ley de Protección de datos, la Ley del Derecho al Honor, a la Intimidad y a la Propia Imagen y las restricciones de toma de imágenes aéreas.

¿Cómo envío mi comentario?

Para poder enviar un comentario es necesario que te identifiques.
Tienes 2 maneras de hacerlo:

  1. Registrándote en nuestra web y posteriormente iniciando sesión con tu usuario y contraseña.
  2. Conectándote a través de alguno de tus perfiles de Facebook, Twitter o Google (Más abajo aparecen los 3 botones)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.