El Haro Rioja Voley suma una victoria vital en un partido que relanza sus aspiraciones porque el punto sumado ante el Aguere llega después de una remontada épica que otorga máximo valor al duelo que las jarreras deberán disputar hoy, a las seis de la tarde y en el polideportivo de El Mazo, frente al Haris de Tenerife. Del cero dos al tres dos, quedó patente, sólo había un paso. Pero éste exigía empeño y concentración, y una buena dosis de fe.

El duelo pareció marcado por el primer parcial que dejó al descubierto la tensión, y al mismo tiempo los nervios, del equipo jarrero que erró en exceso y abrió las puertas de la casa a un rival menos agobiado por la presión ambiental que se respiraba en El Ferial. Sin capacidad de respuesta ni tensión, las jarreras se vieron a merced de un rival que mantuvo las distancias almacenadas por el Aguere gracias a la contundencia ofensiva de Nsunguimina que fue abriendo brecha en el bloqueo de casa para apuntalar un parcial determinante, todo un puñetazo sobre la mesa (18-25).

Banner Entre Copas 2

Se suponía que el equipo canario había marcado la dinámica del partido. Pero parecía evidente, al mismo tiempo, que lo hacía ante un equipo desdibujado, alejado de la imagen compacta que ha venido ofreciendo a lo largo de la campaña regular. Y, consecuentemente, se advertía margen de mejora.

Lo confirmó el saldo del segundo asalto, marcado por una intensidad de juego tan acelerada como la relación que uno de los líneas mantuvo con Gotuzzo y la grada después de haber dado por bueno un remate que el primer árbitro dio, con razón, por fallido (19-15) después de haber asistido a una fase de choque brutal entre las dos líneas de ataque que lideraban, de un lado, Nsuguimina y, del otro, Brun y Schlegel con apariciones decisivas de Diouf, sobre todo en una colocación a la corta y tensa de Danira que la central convirtió en un misil picado.

El Haro abrió brecha ante un equipo que demostraba, no obstante, una enorme capacidad de reacción para recuperar en segunda línea a pesar de hundirse, por un momento, en el marcador en ese determinante 19-15.

A partir de ahí, su regularidad fue haciendo mella en la reserva del Haro, Roberta Rinaldi mucho más presente en cancha y Remata Benedito sumando puntos que aportaron oxígeno a las tinerfeñas, empeñadas en remontar de forma progresiva para aprovechar el bajón físico de las locales y anotar tantos determinantes que convirtieron la última ventaja del Haro (20-16) en una anécdota.
Tres errores en tres rechaces cruzados que se fueron al limbo situaron el luminoso en un apretado 20-19 que catapultó al Aguere hacia el definitivo 21-25 después de una fase de juego vibrante, cargada de puntos para guardar en la memoria.

Tercer cruce. Y dudas a todos los niveles porque el nivel de exigencia exhibido por las visitantes planteaba dudas sobre su capacidad de resistencia.

Pareció evidente que sí porque el choque entró en una fase de ofensiva total en la que el público de El Ferial, entregado, asistió a un periodo de absoluta igualdad en el que el bloqueo tinerfeño compensaba como buenamente podía la avalancha de fintas que trazaban como recurso, letal, las jugadoras del equipo riojano ante un rival que parecía exhibir más recursos, incorporando a su batallón de ataque a Rinaldi para mantener ese agotador equilibrio en el marcador con sucesivos empates a 12, 15, 17 y 18.

Se advertía un cruce sin concesiones en el que la defensa en la red del Aguere se mostraba casi inexpugnable y la tenacidad de las riojanas encomiable. Todo ello sin evitar que el marcador se ajustase a una marcha lánguida con nuevos golpes y contragolpes que le situaban, a poco del cierre, en un eximio empate a 21.

El siguiente punto, el que puso por delante al Haro, se convirtió en la referencia de todo lo vivido hasta ese momento. Ataque, defensa, devolución del golpe, réplica, finta a una mano y hacia atrás de Danira, recuperación de Nira Pérez… y vuelta al punto de partida (22-22) antes de que Rinaldi estrellase el balón y resucitase a las riojanas (25-22).

Había partido. Mucho más partido. Y se demostró igual de apasionante porque nadie cedió, en el peor de los casos, ni medio paso.

La tensión se avivó porque los bloques decidieron jugarse el punto a la carta más alta y se partieron la cara ante su rival, forzando al límite, encontrando respuestas inexplicables y manteniendo el marcador en un pacto de abrazos continuos que se prolongaron hasta el empate a once después de que Haro se estrenase con un recital de bloqueos de Carlota, Brun y Diouf, casi siempre a remolque, en momentos puntuales asumiendo la iniciativa que, como en el caso de su rival, nunca superó la barrera del punto.

No hasta que Haro templó sus movimientos, aportó algo más de pausa e inteligencia a sus jugadas y Danira Costa sumó puntos fáciles para aliviar el esfuerzo de sus compañeras que se iban, alentadas por Carlota en defensa y en ataque (23-17) que apuntaba directamente a un nuevo escenario gracias al bloqueo brutal de Diouf a Nsunguimina (25-20).

A cara o cruz, en el ‘tie break’, la dinámica del juego no cambio lo más mínimo. El set definitivo arrancó con dos bloqueos de Carlota y Diouf que asentaron las opciones del Haro (4-1), continuó con un cúmulo de errores que evidenciaban la tensión de ambos equipo (6-5) y se decidió tras una fase de juego relajado en la que primó la política de no arriesgar de forma innecesaria (10-9) que acabó premiando la fe del Haro. Schlegel con dos bombardeos en picado, hizo posible lo imposible (15-13).

Información: Haro Rioja Voley

¿Te ha parecido útil esta información?

Total 8 Votos
1

¿Qué es lo que no te ha gustado? ¿Cómo crees que podemos mejorar?

+ = Intruduce el resultado de la operación para evitar mensajes de SPAM

¿Cómo envío mi comentario?

Para poder enviar un comentario es necesario que te identifiques.
Tienes 2 maneras de hacerlo:

  1. Registrándote en nuestra web y posteriormente iniciando sesión con tu usuario y contraseña.
  2. Conectándote a través de alguno de tus perfiles de Facebook, Twitter o Google (Más abajo aparecen los 3 botones)