El OSACC Haro recibe al Algar Surmenor con el objetivo de afianzar sensaciones

Tras el encuentro que se jugará este sábado a las 18:00 horas en El Ferial, las azules disputarán un partido de exhibición con el Basket Down La Rioja para fomentar el deporte inclusivo
Foto: Donézar Fotógrafos

Tercera prueba, segunda consecutiva en casa. Pulso al potencial del OSACC Haro Rioja Voley para ir calculando los objetivos que acabará planteándose en el tramo final de la Liga Iberdrola. En esta ocasión con el estímulo de las dos victorias en su haber, con absoluta solvencia, y a pesar de la falta de rodaje que pesa aún en momentos puntuales, ante Barça y Cajasol Juvasa Vóley.

Y es que como reconoce Alberto Avellaneda, ese es el elemento fundamental de una formación que recibe en El Ferial al AD Algar Surmenor de Cartagena, que pese a su estreno en la categoría, no conoce aún la derrota y ocupa la cuarta plaza de la clasificación.

La exazul Denise Belcher, en las filas cartageneras

Al igual que sus jugadoras, el técnico mirandés se muestra especialmente “satisfecho de haber ganado los dos encuentros, de haberlo hecho en los dos casos sin perder un set y sin relajaciones, que en este deporte es una de las claves que te puede penalizar, sin sufres algún bajón de intensidad”.

Con todo, Avellaneda no pierde de vista a la estructura del rival al que se miden las suyas este domingo (18:00 horas). Entiende que los resultados que ha obtenido son de suma importancia para el conjunto murciano, que aspira a seguir un curso más en la élite.

Pero también es consciente del nivel de algunas de sus componentes, como Denise Belcher, a la que ya conoce la grada de El Ferial, que la animó el curso pasado, la central Edna Bugmann o la receptora Rachel Devon, referentes de un equipo que se puede decir que está siendo la sorpresa positiva del inicio de temporada.

Avellaneda señala en la previa que “puede ser un partido muy interesante” para el público. “Se trata de un equipo con altura” y la clave para compensar esa diferencia de estatura pasará, en consecuencia, “por jugar rápido las circulaciones”.

Desde el otro banquillo marcará la pauta a las visitantes un hombre bregado en la categoría, André Collin, ex de Logroño, al que Avellaneda deseará “suerte para toda la temporada menos para este partido y el que juguemos contra ellos en la segunda vuelta”.

A pesar de todo, su cabeza está más pendiente de las suyas. “El margen de posibilidades que exite de lograr un nuevo triunfo pasa por lograr que el equipo se estabilice. Aún no hemos realizado un juego brillante, completo, realmente bueno. Estamos entrenando a más nivel del que se ha visto en cancha y lo importante es conseguirlo ante el Algar, jugando tranquilos y con esa agresividad que se ve a lo largo de la semana y aún no hemos trasladado a los partidos”, explica Avellaneda.

El OSACC Haro recibe al Algar Surmenor con el objetivo de afianzar sensaciones 1
Tati Vera prepara un balón para el ataque de Sofía Bulgarella | Foto: Donézar Fotógrafos

De esta manera, el técnico del OSACC Haro trabaja en la consolidación de los números, la mejora de la recepción, y la consolidación de ataque y bloqueo. Y, por encima de todo, acabar con “la sensación de que falta aún algo y que el equipo no acaba de jugar al cien por cien. Lo que me gustaría es que, esté quien esté en la cancha, estén concentradas y salgamos con una buena sensación”, en un escenario que confía tenga el mismo ambiente que se respiró en municipal jarrero la semana pasada, con el estreno de la grada de animación y con un público que llenó las gradas y que no paró de animar en todo momento.

Partido de exhibición con el Basket Down La Rioja

Tras el partido de Liga Iberdrola, que se disputará a partir de las 18:00 horas, se jugará otro aún más especial si cabe, con la misión de potenciar el deporte inclusivo.

A la conclusión del encuentro liguero, jugadoras del OSACC Haro y jugadoras y jugadores del Basket Down La Rioja disputarán un partido de baloncesto con el que, más allá del resultado, se pretende trasladar a la sociedad el deseo que las personas con síndrome de Down tienen de practicar deporte con otras que no arrastran ninguna discapacidad. “El objetivo es visibilizar el síndrome de Down en un entorno inclusivo fomentando la práctica de hábitos saludables como es el deporte en equipo”, destaca la organización del amistoso.