“Leogol”

Otra vez más apareció la figura del espigado delantero blanquinegro para decidir un encuentro que se le había complicado al Haro con el golazo de Aznar (1-1). Cabezazo a la salida de un córner, gol 21, y tres puntos vitales (1-2).
Leo celebra con Rojas su gol 20 en liga, el 0-1 en Rincón de Soto.

Una vez más, y van unas cuantas en esta temporada, ha tenido que ser Leo el salvador de un Haro gris que, pese a ello, salió entonado, con ganas de agradar al medio centenar de aficionados que viajó con los suyos hasta Rincón de Soto en una soleada tarde de fútbol. Tanto es así que los primeros minutos de choque con el River fueron de los de ‘Tato’, llegando por bandas y poniendo en problemas a los locales.

Y de esa manera llegó el primer tanto del partido, el primero de un Leo López que está que lo tira. Si le lanzan una sandía desde la grada hasta sería capaz también de rematarla. Algo parecido hizo con el balón que le puso Josu desde banda zurda en el minuto 18. El delantero embolsó el cuero y lo mandó al fondo de las mallas. Nada pudo hacer el meta Eric en un remate casi a quemarropa (0-1)

Tras el gol de Leo, el Haro siguió atacando y llegando con peligro. El propio Leo pudo ampliar su cuenta particular, a pase de Aimar, pero su remate mordido se marchó lamiendo el palo izquierdo de Eric. Perdonaron los blanquinegros, y empató el River. Lo hizo con un golazo. Lo firmó Rubén Aznar que recogió por banda derecha un centro y con su pie derecho mandó un zapatazo a la escuadra derecha, lejos del alcance de Javi Pérez, que sólo pudo lanzarse para la foto. Imparable.

Antes del descanso, el Haro, eso sí, pudo ponerse por delante en el marcador, pero ni Leo ni Aimar acertaron con sus respectivos remates. El primero, un cabezazo de Leo, se marchó fuera y el segundo, un zurdazo de Aimar se estrelló en el palo con Eric batido. Así se marcharon los dos equipos a vestuarios.

Leo, salvador una vez más

El segundo tiempo fue un constante toma y daca, con un Haro dominador y un River que intentó salir al contragolpe. Pero los de ‘Tato’ no terminaban de cogerle el tranquillo al partido y las ocasiones de peligro no llegaban. Mucho empuje, lucha, pero también muchas imprecisiones. Salieron al campo Josebita y Txutxi y se marcharon Josu y Aimar. El Haro buscó el desempate y lo encontró a balón parado. Casi no podía ser de otra manera. Y de nuevo apareció la figura de Leo en el 72. Cabezazo inapelable a la salida de un córner y 1-2, resultado que a la postre iba a ser el definitivo. El delantero vasco salva otra vez al Haro y comanda también la tabla del pichichi de la tercera riojana con 21 dianas.

Galería de imágenes