Históricos en la categoría de bronce: Burgos CF

Con nuevos propietarios, capital argentino, y con sueldos superiores a los fijados como mínimos en la Segunda División. Destacan jugadores como Toché, Carlos Martínez o Pisculichi
El Burgos CF está llamado a ser uno de los favoritos de la categoría | Foto: Burgos CF

Se habla en los últimos años del nivel competitivo de la Segunda División española, superior a tantas Primeras de Ligas europeas. Casi 20 de sus equipos conocen la máxima categoría, a la que parte de ellos son asiduos. Pero si hay una división sin igual en el fútbol de nuestro entorno es la Segunda B.

80 equipos se disputan 4 plazas de ascenso, que ni siquiera es directo. Y en las últimas temporadas, pasados los años de la crisis que también afectó al fútbol -pese a que parece vivir en una burbuja continua- hay bastantes equipos de esta categoría con presupuestos y fichas tan altas como las de los futbolistas que se acogen a los parámetros gobernados por la patronal del fútbol profesional, LaLiga.

Capital argentino

El Burgos CF, uno de ellos. Con nuevos propietarios, capital argentino, y con sueldos superiores a los fijados como mínimos en la Segunda División (77.500 euros), no en vano algunos jugadores vienen de ella: Toché y Carlos Martínez del Oviedo, Palatsí de la Cultural Leonesa. Caso aparte Pisculichi, con pasado reciente en el River Plate.

En fin, que no conviene pasar por alto el poderío de muchos clubes que como en el fútbol de plata, en el bronce no son ajenos a las mieles de La Liga Santander, y no hablamos de casos lejanos como los del Arenas o el Real Unión, cuando el fútbol hace 100 años era amateur, sino del Córdoba, Hércules, Huelva, Murcia, etcétera.

Tampoco conviene olvidar que la mayoría de clubes de Primera tienen a su filial en estos grupos. En el que nos compete cinco: Athletic de Bilbao, Real Sociedad, Osasuna, Alavés y Valladolid. Sumamos otros cinco que han conocido la Primera, como les decía, y ya tenemos la mitad, es decir, diez. UD Logroñés, Salamanca UDS, Arenas de Getxo, Real Unión de Irún y Cultural Leonesa.

Pasado efímero y provinciano

Cierto que los equipos históricos de Logroño, Burgos y Salamanca han desaparecido, pero los aquí nombrados compiten en sus ciudades por sucederles y anhelan y recuerdan con nostalgia ese pasado efímero y provinciano, tal vez como glosó el poeta, don Antonio Machado, pero sin duda glorioso. No había estribillo los domingos con más solera cuando el fútbol era radiado que aquel de ‘Gol en Las Gaunas’: su nuevo estadio y sus inquilinos merecen recuperar aquellas tardes felices de los noventa.

El fútbol en Burgos tardó en florecer. No es que no hubiera balones en un enclave norteño tan bien comunicado, desde 1902 al menos se recuerda este sport en las frías tierras del Arlanzón. Pero no me extraña el éxito del baloncesto que se practica a cubierto o que deportes como el patinaje sobre hielo, incluso el involuntario, tengan más que ver con sus helados inviernos.

Por ello, que aunque desde 1922 existía la Gimnástica o Burgos CF, fueron intercalando ambos nombres, no fue hasta después de la guerra cuando en una curiosa regional denominada Astur Montañesa, el Burgos ascendió a Tercera. Para explicar cómo llegó a la cumbre es necesario tener en cuenta varios factores, de algunos de ellos que poco tienen que ver con el fútbol lo vengo explicando en mis artículos en Iusport y en As cuando así me lo requieren.

Burgos era una ciudad más de Castilla la Vieja, por el Espolón se dejaban ver los sables y las sotanas. Ningún futuro salvo la emigración a las cercanas fábricas de las provincias vascongadas, como así eran llamaban por entonces. Pero en los años 60 se dieron varias circunstancias políticas y también deportivas que favorecieron la época dorada del club. En el origen un presidente militar como bien se corresponde con la Capitanía de la Sexta Región, José Luis Preciado.

Fíjense que para aceptar el cargo tuvo que pedir la venia, al ministro del Ejército, Antonio Barroso, hermano del arquitecto del nuevo estadio del Atlético de Madrid a la orilla del Manzanares. Ahora bien, sus contactos y posición fueron determinantes para que una menguante y desangelada población recabara los fichajes de jóvenes promesas del fútbol español (como Pasieguito en los años 40) de otros clubes en edad de reclutamiento.

Luego esas relaciones privilegiadas con el Atlético de Madrid para traer a jugadores de la talla de Capón, Benegas o el mejor de todos, Juanito. También su tenacidad tuvo que ver con que en 1964 Burgos tuviera un estadio digno por fin, el Plantío, tal vez copiado de Atocha y en todo caso con semejanza a los estadios de las Islas Británicas.

Y la política en sí, ofreció en ese año crucial de 1964 a la ciudad levítica y castrense la oportunidad del Primer Plan de Desarrollo como Polo de promoción Industrial.

Cuerpo técnico del Burgos CF | Foto: Burgos CF

Blanco y negro como el Haro Deportivo

Burgos creció, la antigua cabeza de Castilla, desenterró el Cid pero ahora como reclamo turístico junto al puente de San Pablo erigiendo la bella estatua ecuestre que ya forma parte de su identidad visual. Aumentó su población y su masa social, que se identificó con unos colores, blanco y negro, que sobrando a menudo explicaciones circunstanciales, admiten una representación elemental, el sol y la tierra. Blanco y negro como el Haro Deportivo, sin ningún otro durante tantas añadas.

En los 70 tras consolidarse la anterior década en Segunda llegó a ser un matagigantes en El Plantío, 5 a 1 al Athletic de Iribar, victorias al Barcelona y Real Madrid, pero la gloria fue efímera y después de dos descensos el club desapareció. Hubo otro Burgos en los 90 en Primera, el Real Burgos, hoy en Tercera, y con apenas presencia desde entonces.

Mañana en el Mazo a las 17:00 horas, tarde festiva aunque no dominguera, dos clubes centenarios, aún tan distintos, se enfrentarán en la categoría del Bronce español, difícil como pocas dentro del fútbol continental.

Blas López-Angulo es el responsable del área de Jurisprudencia en IUSPORT

Abónate y disfruta de todos los partidos del Haro Deportivo en FOOTTERS por sólo 6,99€ al mes

También te puede interesar...