“Cuando estamos juntitos, lo normal es que sumemos”

El Haro Deportivo fue capaz ayer de sumar un punto donde ningún equipo lo había hecho hasta ahora. "Sumar ante un equipo tan poderoso es para estar contentos", destacó Aitor Calle tras el partido

Donde ningún equipo había sido capaz de sumar hasta ahora, el Haro sí que pudo. Lo consiguió ayer, un valioso punto ante un Real Valladolid Promesas que lucha por meterse en puestos de privilegio y que en los primeros compases de partido ante los blanquinegros sí que demostró su buen hacer con el balón en los pies. Sin embargo, los de Aitor Calle, poco a poco, se encontraron cada vez más cómodos sobre el césped y a pesar del gol en contra, con paciencia y tesón, lograron igualar la contienda.

“Sabíamos que nadie había sido capaz de sacar ningún punto en este campo, y nuestra intención era ser los primeros en hacerlo, porque veníamos de dos malos resultados fuera de casa. Era importante no encadenar resultados negativos. Llegar aquí, jugar ante un rival tan poderoso y sumar un punto es para estar contentos“, valoró Calle al finalizar el partido.

“Conseguimos empatar y sacar un valioso botín”

Paciencia, tesón e intensidad. Así fue posible llegar al gol de Armando Corbalán en una jugada a balón parado. Calle destacó que cuando su equipo “está juntito, lo normal es que sumemos”. A pesar de ponerse por delante el Valladolid Promesas en el electrónico, el Haro supo recomponerse y llegar a la igualada: “Por primera vez después de empezar por detrás, conseguimos empatar y sacar un valioso botín”.

"Cuando estamos juntitos, lo normal es que sumemos" 1
El Hacen cabecea un balón antes del gol de Armando | Foto: Donézar Fotógrafos

Cada equipo tiene sus armas y el Haro mostró en los anexos de Zorrilla las suyas. “Nuestro plan generó dudas al Valladolid y, aún sufriendo, nos ha salido bien. Jugamos a un ritmo muy alto y el desgaste cada fin de semana es muy alto, la clave es que no se note quien juega cada jornada. No es una cuestión de nombres”, defendió Calle en sala de prensa.

Por su parte, Javier Baraja, técnico del Real Valladolid Promesas, aseguró que su equipo sufrió cuando el Haro jugó directo. “No fue nuestro mejor partido. Veníamos acostumbrados a otro juego, pero estuvimos demasiado espesos e imprecisos con el balón”. “Empezamos muy bien. No tuvimos el control del juego del que solemos gozar en casa, pero sí fuimos capaces de ponernos por delante en el marcador, aunque quizá eso nos hiciera relajarnos un poco”.