Fernando Riaño.

Fernando Riaño será el encargado esta noche en el Teatro Bretón de los Herreros de dar el pregón de las Fiestas en Honor a Nuestra Señora la Virgen de la Vega. Aparte de ser director de Responsabilidad Social Corporativa, Comunicación y Relaciones Institucionales de Ilunion, el grupo de empresas sociales de la ONCE y su Fundación, también fue elegido en 2016 como vicepresidente primero de la Unión Mundial de Ciegos (UMC).

Padre de familia y también deportista. Ha sido campeón del mundo de triatlón junto a su compañero de tándem Javier García. Su próximo reto es volver a competir próximamente. En 2016 recibió también el Premio Jarrerismo y en 2015 el Premio Mercurio, concedido por el Club de Marketing de La Rioja, en reconocimiento a la trayectoria profesional de un riojano con responsabilidades en puestos de alto nivel. Él sólo tiene palabras de agradecimiento por la oportunidad que se le da de protagonizar el pregón de fiestas. “Gratitud y reconocimiento hacia la invitación para realizar el pregón, y gratitud y reconocimiento a todos los que han formado parte o forman parte de mi vida, de una u otra manera. También para todos los amigos, de diferentes sitios, que el día siete quieren estar en el Teatro Bretón de Haro”.

Banner Entre Copas 2

¿Esperaba de Haro este nuevo reconocimiento?

Ni mucho menos. Creo, en primer lugar, que hay muchas personas, muchas, merecedoras de este gran honor que supone realizar el pregón de las Fiestas de la Virgen de La Vega, y estar en el Teatro Bretón de los Herreros las vísperas del día 8 de septiembre. Agradecido por ello.

Usted nació en Burgos, pero desde muy pequeño se crió en Haro y siempre se enorgullece de decir que es jarrero de pura cepa. ¿Qué recuerdos tiene de aquella época?

Nací en Burgos y he tenido la inmensa suerte de vivir alrededor del Tirón. Siempre les digo a mis hijos que disfruten de estar al lado del río con más tirón del mundo. Por razones del trabajo de mi padre, e influencia materna, nos vinimos a vivir a Haro. De aquí conservo los mejores recuerdos, recuerdos de niño, recuerdos de amigos, recuerdos de grandísimos profesores, recuerdos de comenzar a dar pasos, de inicio en el mundo del deporte, y de muchas personas a las que he querido y admirado. Recuerdos, sobre todo, de la gente, de la tierra, de un entorno especial y de un pueblo maravilloso.

“De las fiestas de septiembre me quedo con la ofrenda floral y el final con la Jira”

¿Cómo ha cambiado Haro desde aquellos tiempos?

Haro ha cambiado mucho, siempre soy optimista, y creo que en muchos casos para bien. Haro es un sitio de referencia en el mundo del vino, en general, y es un referente mundial en lo que a las principales marcas y bodegas se refiere. Aunque creo que no debemos quedarnos ahí. Creo que debemos pensar en muchas más cosas desde el punto de vista de las posibilidades, los retos, el crecimiento, la innovación, el turismo o la industria. Tenemos argumentos y elementos tangibles para ello.

Si piensa en las fiestas de Haro, tanto en las de junio como en las de septiembre, ¿qué imágenes le vienen a la cabeza?

La Batalla del Vino es una de las imágenes más recordadas y oníricas si cabe, además de distintos momentos, también en las fiestas de junio y de septiembre. De las fiestas de septiembre me quedo con la ofrenda floral y el final con la Jira. Recuerdo muchos momentos de las fiestas vinculados a actividades deportivas (especialmente al ciclismo), y relacionadas con los toros, hay muchos carteles y días para el recuerdo. Recuerdos especiales de algunas carreras, de algunos nombres ilustres en el deporte, y de historias épicas como una escapada del malogrado Álvaro Fernández, etcétera.

No queremos que desvele su pregón, pero ¿qué va a querer reflejar en él?

Tengo algunas cosas en la cabeza, y algunas ideas pero nunca escribo un texto para leerlo, trato de conectar ideas. En el pregón seguro que hago un recorrido por el Haro que conozco y también por el que que recuerdo… Una especie de recorrido vital donde los verdaderos protagonistas son aquellos con los que he tenido la suerte de coincidir, aprender, vivir y compartir historias y momentos, o tener su amistad.

El deporte es una de sus grandes pasiones. Triatleta junto a su compañero Javier García. ¿Cuándo decidió que lo suyo era esta modalidad?

En efecto. Haro, y mi vida en Haro, está relacionado con el deporte, aquí pude conocer a personas que me inspiraron, y que hicieron que el deporte forme parte de nuestra vida. Debido a la discapacidad visual hubo que cambiar la forma de hacer deporte y de entrenar, pero ahí seguimos. El triatlón combina la natación, el ciclismo y la carrera a pie, ello hace que podamos entrenar cada una de las disciplinas por separado, y todo ello gracias, en mi caso particular, a otras personas. Especialmente a mi compañero de tándem Javier García con quien un día decidimos probar en el duatlón y triatlón y hasta aquí.

Javier García, Javier Gómez Noya y Fernando Riaño.

“Agua pasada no mueve molinos, unas veces se gana, y casi siempre se aprende”

¿Cómo consigue compaginar tantas cosas: trabajo, familia y deporte? De hecho va a volver a competir en breve.

No es un asunto fácil. Cuando se logra es posible gracias al esfuerzo, colaboración y la generosidad de otros, la familia, la persona con quien entrenas, el esfuerzo por ajustarse a los tiempos, quitando horas al sueño, y tratando de organizarse para ello.

En el pasado cuando estudio derecho, quiso ser juez y no le dejaron. ¿Tiene aún esa espinita clavada?

Agua pasada no mueve molinos, unas veces se gana, y casi siempre se aprende. El hecho de que en aquel momento el tribunal entendiera, y me dijera, que la discapacidad era un problema o el problema para ser juez o fiscal me ayudó para otras cosas, y para entender que en muchas ocasiones la distancia más corta entre dos puntos no es la línea recta. También me ayudó para entender que en muchas ocasiones hay que pasar a la acción, y es obligación, cambiar las cosas para mejorar. Todo sirve y todo suma.

Sufre una discapacidad visual severa, pero ¿cuál ha sido lo más difícil de superar? Hay barreras físicas, pero también a veces hay otros límites.

Las barreras más difíciles de franquear, o superar, son las barreras de los prejuicios, las barreras que están dentro de los humanos, o que creamos los humanos sin que ni tan siquiera sean barreras físicas, o las tecnológicas. En España somos afortunados por contar con una organización como la ONCE y su Fundación, referente en el mundo y para el mundo. La presencia de la ONCE la Fundación en España ha contribuido a la integración de las personas con discapacidad, y a la perspectiva de la normalización, de modo que la diversidad y la inclusión sean una realidad. La Rioja es un ejemplo de ello, y el trabajo de los profesionales de la ONCE y su Fundación en La Rioja son un ejemplo de ello.

El mes pasado Asprodema presentó un estudio en el que había detectado más de 400 puntos en Haro con problemas de accesibilidad. ¿Cómo valora esa cifra?

A pesar de los datos, y de las conclusiones, soy optimista. Si miramos hacia atrás vemos el recorrido trazado y los hitos alcanzados, los avances de nuestra sociedad… Si miramos hacia delante vemos las oportunidades y el camino que nos queda por recorrer. No nos podemos parar, y hay que seguir “pedaleando”, de modo que la excelencia y la mejora permanente (también en accesibilidad) sean una exigencia constante. Estamos hablando de derechos, y estamos hablando de algo que es beneficioso para todas las personas.

El reto sigue siendo que todas las personas con discapacidad puedan acceder al mercado laboral. ¿Cómo estamos de cerca de ese reto, de conseguir esa normalización?

Vamos dando pasos en materia de formación, y en materia de contratación, tanto desde la perspectiva de las administraciones públicas como desde la perspectiva del ámbito privado. Debemos seguir trabajando, y perseverando en este objetivo. El mundo rural es uno de esos espacios llenos de retos a la hora de trabajar y poner en marcha nuevas iniciativas.

¿Qué mensaje mandaría a esos empresarios que aún siguen teniendo reparos en contratar a personas con discapacidad?

Mensaje optimista y de confianza. Por si les sirve de ayuda; de todas las empresas, o empresarios que han comenzado a trabajar en esta dirección y a contratar personas con discapacidad, o a incorporar políticas de responsabilidad social corporativa a sus estrategias, no conozco a ninguno que haya abandonado el proyecto o se haya arrepentido. Al contrario, han seguido dando pasos y han seguido trabajando en esta dirección, y han entendido la discapacidad en términos de capacidad, y como un elemento de valor añadido a su actividad o negocio.

¿Te ha parecido útil esta información?

Total 11 Votos
0

¿Qué es lo que no te ha gustado? ¿Cómo crees que podemos mejorar?

+ = Intruduce el resultado de la operación para evitar mensajes de SPAM

¿Cómo envío mi comentario?

Para poder enviar un comentario es necesario que te identifiques.
Tienes 2 maneras de hacerlo:

  1. Registrándote en nuestra web y posteriormente iniciando sesión con tu usuario y contraseña.
  2. Conectándote a través de alguno de tus perfiles de Facebook, Twitter o Google (Más abajo aparecen los 3 botones)