Fiestas de Haro: balance del Ayuntamiento y “cuestiones a mejorar”

La concejala de Festejos, Ana María Domínguez Gago, ha hecho un balance "muy positivo" de los festejos en los que los romeros han vuelto a preguntarse si la Batalla del Vino necesita de la distinción de Fiesta de Interés Turístico Internacional
Imagen de la plaza de la Paz desde el camión de Disco Móvil Krossko antes de la actuación de La Pegatina.

La concejala de Festejos, Ana María Domínguez Gago, ha querido hacer un balance “muy positivo” de las recientes fiestas patronales de junio. “La afluencia de gente ha sido muy elevada en todos los actos previstos, contando así mismo con una gran implicación y participación en las mismas, disfrutando de las propuestas, dotándolas así del fin buscado en su programación”, ha destacado.

La concejala ha querido dar las gracias a todas las asociaciones y colaboradores que han participado en los eventos. “Se ha contado con un gran equipo de colaboradores y organizadores de las diversas propuestas, como peñas, asociaciones y particulares que han dedicado gran esfuerzo en el desarrollo de las diversas actividades”, ha indicado. Domínguez Gago tampoco se olvida de “la extraordinaria meteorología” que ha sido “una ayuda adicional al resultado final de las fiestas”, aunque en momentos puntuales el calor sufrido “ha sido excesivo, motivado por la ola de calor vivida en varias jornadas”.

Para la concejala, actividades como ‘Mi Primer Pañuelo de Fiestas’, los conciertos musicales de Henry Méndez, Apache, las actividades infantiles, los concursos… “demuestran lo referido anteriormente en cuanto a la alta participación e implicación de todos en las pasadas fechas”.

Plaza de la Paz, a rebosar la noche de San Pedro

“Su máximo exponente llegó la noche de San Pedro, durante el concierto de La Pegatina con una plaza de la Paz que presentaba un lleno absoluto y que acogió a más de 8.500 personas, además de todas aquellas que disfrutaban de otras actividades y otros rincones de la ciudad”, ha explicado la concejala, que añade que “posiblemente nunca se haya visto nuestra emblemática plaza con un aspecto como el que presentaba esa noche”.

Voces discordantes sobre la posible internacionalización de la Batalla del Vino

En este sentido, hay voces discordantes con el aspecto que presentaba la plaza de la Paz la noche de San Pedro. “Si queremos ser Ciudad Europea del Vino en 2020, no podemos permitir que los chavales se planten en la plaza con los litros como si tal cosa”, decía una vecina de la localidad. “Es una imagen que no nos conviene”, opinaba otro. Al amanecer, los equipos de limpieza tuvieron que afanarse en recoger y adecentar una plaza a rebosar de botellas, bolsas y vasos de plástico. “Si queremos hacer que la fiesta sea internacional, éste no es el camino”, decía un romero cuando iniciaba en la calle Navarra el camino hacia San Felices.

Tras la batalla, en el almuerzo, fue una de las cuestiones más debatidas por romeros que nunca fallan ese día. “¿De verdad hace falta que la Batalla del Vino sea Fiesta de Interés Turístico Internacional?”, se preguntaba un integrante de la Peña Iturri. “Pero si ya es internacional”, contestaba otro. Guardia Civil y Policía Local cifran la participación de este año entre las 12.000 y 15.000 personas. Para algunos romeros, esta cifra se quedaba corta y para otros era alta: “Parece que ha subido mucha gente, pero luego en las campas había muchos huecos”. “A mí me gustaría que la batalla tuviera ese distintivo de internacional, pero quizás no estamos preparados para acoger tanta gente”, opinaba otro romero ya durante el camino de vuelta a Haro.

Imagen de la Batalla del Vino en las campas de San Felices | Foto: Donézar Fotógrafos

Por su parte, para la concejala de Festejos, la Batalla del Vino que acogió a “un elevadísimo número de personas, entre las que destacaban visitantes de otras nacionalidades, superior a otras ediciones que disfrutaron perfectamente de la jornada tiñiendo de color vino nuestra localidad”.

“Valorar los puntos a reforzar”

En su balance, la concejala también habla de “cuestiones a mejorar”. Tiene previsto llevar a cabo diversos encuentros con las unidades y asociaciones implicadas en la realización de las fiestas para “valorar los puntos a reforzar de cara a que el resultado final sea aún más positivo”. Por último, “sólo queda lamentar la existencia de algún incidente, que afortunadamente fueron muy aislados y nada significativos, dada la elevada presencia de gente en el conjunto de las actividades”. Entre estos incidentes, un joven tuvo que ser atendido por una intoxicación etílica en la calle San Bernardo y varias peleas en la calle Arrabal, a punto de iniciarse el camino hacia la batalla.

La concejala de Festejos ha querido agradecer también a su antecesor Rubén Salazar, la labor realizada en la programación de las presentes fiestas, así como al conjunto de entidades, asociaciones y particulares que de forma activa han colaborado y participado en el éxito de las mismas.