Dolmar y el reto de los 100 kilómetros solidarios

La empresa jarrera participará el próximo 20 de mayo en la 'Trailwalker' un proyecto de Intermon Oxfam que busca recaudar fondos para la realización de proyectos de cooperación y de ayuda humanitaria en diferentes países.

Los responsables de la empresa jarrera Dolmar, Mariano y Pablo Fernández, llevaban mucho tiempo tras la idea de colaborar con alguna ONG. Así surgió el desafío de la ‘Trailwalker’: un proyecto organizado por Intermon Oxfam en 11 países,  que consiste en la disputa de una prueba a pie por equipos de 100 kilómetros en un máximo de 32 horas. Aquí en España esta edición 2017 se realizará a través de los montes de tres zonas diferentes: Girona, Madrid y Euskadi. Dolmar ha conseguido formar dos equipos para su participación en Euskadi, denominados E60 y E61. Curiosamente, uno formado por chicos y otro por chicas. “No deja de ser un pique sano dentro de la empresa”, explica Pablo Martín, técnico comercial de Dolmar, y primer animador de algo que comenzó como un reto deportivo y que con el paso del tiempo se ha convertido en algo más.

Primer reto: recaudar 1.500 euros por equipo para poder participar

El primer objetivo de esta prueba es la recaudación de un mínimo de 1.500 euros en donativos por cada equipo (ya han superado los 900 euros cada uno) para la realización de proyectos de cooperación y de ayuda humanitaria en diferentes países.

Esta acción tiene un especial impacto sobre la accesibilidad al agua en zonas necesitadas donde principalmente mujeres y niñas deben recorrer diariamente grandes distancias para poder tener agua potable. Para la recaudación de los donativos se ha contado con las aportaciones particulares tanto a través de la web, por mensajes de texto enviados por móvil como directamente a la entidad, así como la realización de diferentes actividades como catas “simpáticas y diferentes” en la tienda de Intermon Oxfam en Logroño o como el Vermut Torero que se celebrará el próximo 1 de abril en la sala Biribay de Logroño.

“Hacer piña en la empresa”

“Vamos a hacer hasta nosotros mismos los pinchos. Es un ejemplo más de lo mucho que nos hemos implicado todos”, destaca Martín. Y es que en esta ‘Trailwalker’ todos, en mayor o menor medida, tienen su papel importante. 8 personas correrán divididas en dos equipos y otras dos personas (por equipo) ejercerán de apoyo durante la prueba. Pero también están los trabajadores que no corren, pero que colaboran de otra manera, ayudando en las catas o en otras tareas encaminadas a conseguir la recaudación mínima. “Queremos ayudar, colaborar en una iniciativa solidaria, pero también todo esto nos va a venir bien para unir más a los trabajadores de la empresa y hacer piña”, explica Martín.

El primer reto, el de conseguir la recaudación mínima de los 1.500 euros por equipo, está cerca de conseguirse. Luego estará el otro: el de concluir una prueba “que no es ninguna broma”. “Hice una vez una carrera de 100 kilómetros y al final es más un desafío mental que deportivo”, indica Martín. Eso sí, la ‘Trailwalker’ está pensada para que se pueda finalizar corriendo o caminando rápido, pero como toda prueba de este tipo, exige su preparación, y los dos equipos de Dolmar lo están haciendo. El pasado domigo entrenaron en Toloño y después disfrutaron de una comida de convivencia, todo para encarar con aún más ganas este reto solidario de 100 kilómetros.

La prueba se realizará el próximo día 20 de Mayo con salida en Vitoria, y desde Dolmar esperan aportar su “pequeño granito de arena a este proyecto que seguro contribuye a mejorar las condiciones de vida de mucha gente”.

Se pueden realizar los donativos a ambos equipos Dolmar 1 (E61) y Dolmar 2 (E60) en la página:  http://trailwalker.oxfamintermon.org/es/equipos/listado-de-equipos/euskadi-2017

25 años de Dolmar

Dolmar, empresa afincada en Haro, desarrolla su actividad en el ámbito de la enología y la alimentación desde el año 1992. La realización de servicios analíticos y de control de calidad, la investigación y desarrollo, y la formulación y producción de productos enológicos han llevado a la empresa a estar presente en más de 14 países.

“La clave de nuestro éxito es y serán las personas que conformamos el equipo Dolmar, a día de hoy formado ya por 24 personas que entendemos la empresa como un agente más que participa en la sociedad y en su desarrollo”, explica Pablo Martín. “Así que cualquier iniciativa que se plantea como un reto de responsabilidad social nos parece interesante y es siempre bien acogida, como es el caso de la Trailwalker”.