Líderes en La Rioja Alta
138.658 visitas en Mayo. Certificado por OJD
Estás leyendo: Izquierda Unida defiende para Haro un modelo de “barrios vivos”
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Izquierda Unida defiende para Haro un modelo de “barrios vivos”

IU quiere conseguir "una ciudad sostenible" y considera que la partida destinada a Medio Ambiente "sólo es un lavado de cara del presupuesto"

Izquierda Unida defiende para Haro un modelo de “barrios vivos”. “Defendemos un Haro para los ciudadanos y para ello es importante la supervivencia del pequeño comercio local, su importancia en la vida ciudadana, la dependencia mutua entre uno y otra es uno de los problemas cruciales que enfrenta el desarrollo de las ciudades actuales”, consideran desde IU.

La formación de izquierdas entiende que “no sólo están en juego los intereses privados de los comercios sino un determinado modelo de ciudad y de relaciones económicas y sociales”. Para el candidato de IU, Julio Martínez, “no hay ciudad viva sin el pequeño comercio, que aporta seguridad, vida y convivencia”. “Resulta imprescindible no cerrarlos en casa para comprar en Amazon o acudir a las grandes superficies. Hay que comprar en los pequeños comercios, no porque nos den pena sino porque tenemos valores que compartir”, explica.

Proyecto de cambio en el gasto municipal

Para Izquierda Unida es “imprescindible” que las instituciones y el Ayuntamiento participen en la creación de este modelo ciudadano. “Desde Izquierda Unida defendemos este modelo de ciudad, viva y dinámica, y aborrecemos el modelo liberal con centros urbanos vacíos y con la vida de las grades superficies”, añaden.

Además, desde IU critican el presupuesto municipal presentado para 2019 ya que “a nuestro juicio no responde a las expectativas de los ciudadanos”. Por ello propone “un proyecto de cambio en el gasto municipal cuyas principales directrices están relacionadas con la calidad de vida y con la consecución de una ciudad sostenible”. Y no sólo eso. Izquierda Unida quiere conseguir “una ciudad sostenible” y destaca que la partida proyectada destinada al Medio Ambiente, próxima al 5,8 %, sólo es un lavado de cara”.